lunes, 14 de junio de 2010

CIENTOS DE ANIMALES ESTÁN CAZANDO AHORA

Cientos de animales están cazando ahora
y en su mente quieta no hay otro dibujo que una presa pequeña.

Cientos de árboles hermosos se están meciendo ahora
y hay un pino azul en el centro
y una pista de patín que se forma alrededor por efecto de la nieve en su acumulación.

¿De dónde llegaría, si llegara
la calma como un manto ideal en su reposo
sin paralelo real en las ideas
o un obrero trabajando la miel como las piedras, en su labor continua?

Si nuestro corazón verdaderamente ya no amara nada
ya no creyera en nada,

¿veríamos resistir a los leones del mundo, apiñados como rocas, con toda la violencia contenida entre sus músculos?
¿o en cambio veríamos lobos oscuros, cipreses altos y especies rígidas abandonar el calor y entregarse dulcemente a la muerte?

El movimiento anillado de nuestro pensamiento nos devuelve siempre a casa y
“las cosas como son”, en boca de un pájaro cualquiera, debiera parecernos más bien un gesto o un susurro,
un árbol inexpresivo cuya existencia se sostiene en ramas.

1 comentario:

  1. me gustan tus nuevos textos Adri, absolutamente planetarios!

    ResponderEliminar